Nimajay y Area de Fosas Abiertas

El Nimajay, o “la Casa Grande”, es una morada que rinde homenaje a todas las víctimas de Comalapa durante el Conflicto Armado Interno, representados por una cruz cósmica con su nombre en las paredes interiores. La casa presenta en su exterior la historia, la experiencia del pueblo, los saberes, las energías del tiempo, los guardianes de la naturaleza y los aportes de las mujeres dentro de la cosmovisión Maya.

En los alrededores del sitio se han dejado abiertas algunas de las fosas excavadas donde se recuperaron los cuerpos de las víctimas, como medio físico para recordar, no cubrir, ni olvidar el pasado, y como símbolo de que la verdad no se puede ocultar.

El Área Ceremonial y el Escenario

Es un lugar que brinda un ambiente de respeto, dignidad y esperanza en donde se pueden realizar ceremonias de acuerdo a las costumbres de la comunidad, en un espacio sagrado que une a quien esté aquí con la historia, la cosmovisión y los ancestros.

El escenario al aire libre es para proveer un lugar alternativo para la enseñanza, para crear diálogo sobre el pasado, y para otros fines educativos y culturales.